Deseo en mi cumpleaños

Cada vez que cumplo años recuerdo esta canción. Cada año deseo lo mismo porque hasta ese rabo de nube quiero llegar. ¡Feliz cumpleaños!

Si me dijeran, pide un deseo
preferiría un rabo de nube…
Silvio Rodríguez

Hoy es mi cumpleaños y estoy llena de música porque lo encontré. Me tropecé con
él al otro lado; donde dicen que la grama es más verde. Lo descubrí en el vaso
medio lleno. Apareció al otro lado de la moneda.

La localización exacta no la tengo, pienso que Google Maps tampoco. De la misma
manera, pienso que no hay que estar toda una vida tratando de alcanzarlo o que
simplemente sean solo momentos. Lo único que puedo decir con certeza, en el día
de mi cumpleaños, es que apareció un barredor de tristezas y un aguacero en
venganza…

Simplemente, ya tengo mi rabo de nube…

Otros artículos

Iguazú, el paraíso en la Tierra

Una inmensidad que te invita a hacer volar tu imaginación al pensarte escapando, con la más completa sensación de libertad, hacia el vacío; para ser recibido allí por las frías nubes espumosas que se levantan bailando al compás del ciclo de la naturaleza. Las Cataratas Iguazú… son una experiencia inolvidable.

Vida al Aire Libre

Vida al aire libre

Sería maravilloso que más padres, madres y centros educativos emularan el concepto de las escuelas escandinavas; donde se fomenta la educación fuera del salón de clases. En Noruega definen esta idea de estar contacto con la naturaleza en una sola palabra: friluftsliv; que en español se traduce vida al aire libre.

Paréntesis (Reflexión)

Paréntesis

Ya me conozco. A menudo necesito un paréntesis, se han convertido en ciclos. O igual siempre fueron ciclos, pero no los entendía. Tarde en mi vida supe que era PAS (HSP). Esto lo escribí antes de enterarme. Los paréntesis siguen siendo necesarios. Ahora los respeto, los acepto y más que nada, los abrazo.

Punta Guaniquilla

Punta Guaniquilla, un privilegio

La experiencia que viví en nuestro recorrido con la organización Para la Naturaleza por la Reserva Natural Punta Guaniquilla fue reveladora en muchos sentidos, curiosamente opuestos unos de otros.

Asis Italia

Asís y la bofetada en Italia

Mi esposo quería ir a Asís en Italia y yo arrastraba un poco los pies. Cuando planifiqué el viaje a Italia y buscaba qué ver allí, no había mucho que me interesara. Comencé a hacer las paces con la idea cuando J. me contó sobre su afinidad con San Francisco.